Bittersweet y Octubre Polar nos embriagaron con su calidez

Bittersweet-15-YLM-Magazine

Algo está caracterizando a Sevilla esta última semana. Y eso mismo, es un frío que te hiela el cuerpo por dentro. Como somos un tanto masocas, hemos salido a la calle en busca de fuego ajeno. Y eso es lo que recibimos por parte de Bittwersweet y Octubre Polar. Como si un cálido abrazo de un antiguo amigo se tratase.

[Para YLM Magazine]

Entre Luces de Navidad y una noche que nos recuerda al mismísimo invierno nos sorprende Octubre Polar.  Entre líneas de bajo la banda rompe cantando “aunque no nos quieran ver”, del tema ‘Sonrisas que nunca soñaban’. Aprovechan para presentarse y decir que vienen de Valladolid. Bittersweet les ha traído a ellos a Sevilla, pero mañana el partido se juega en casa del contrario.

“Vamos a tocar un tema que es de nuestro nuevo LP, Luces “. Nos encontramos ante ‘Monstruos’. Un tema que nos llega. Todos tenemos nuestras luces y sombras.  “Ahora gritas que se vayan a otro lugar” nos cuentan al golpe del la batería que hace vibrar la sala. “Y los monstruos ya se alejan de ti”.

“Bienvenidos a los nuevos” dicen mientras la sala empieza a llenarse. Pues la relajación del retraso ha hecho que el sonido de la calle les atrajera. Pues si algo había que hacer esta noche, era venir a ver a estos chicos. “Ella no vuela sin motor” canta el guitarrista mientras el cantante anima los ritmos con la pandereta.

“Siempre valientes da igual la situación” nos develan en su siguiente tema como si de una especie de mantra se tratase.

“Superhéroes, con poderes que nadie superará. Superhéroes preparados para la acción” de repente los sonidos del bajo el teclado y la guitarra se rinden a los bombos casi caníbales de la batería. Para unirse una voz casi irreal.  “Aunque suenen los domingos”.

El siguiente tema está inspirado en una obra de teatro, nos cuenta Muci, cantante del grupo. ‘Cuando deje de llover’ encierra en sus letras cambios constantes. Para ellos, el suyo como banda. Desde sus comienzos hasta ahora. “Hasta el sol eclipsa Bangladesh, y ha dejado de llover, y el sol nos vuelve a sorprender” canta en bis esta última frase para acabar la canción.

“Os voy a pedir un favor” comenta Muci para enseñar los coros al público en la sala. A pesa de ello, los ritmos los mantienen embelesados mientras siguen bailando al ritmo de los instrumentos. Ahora sí, en la en segundo estribillo ya no se nos escapa y cantamos con ellos. Se despiden con este último tema dejando a la sala conmocionada y esperando por un siguiente tema. Pero es hora de quitar las luces de Navidad. De esta manera se despedían Muci (voz), Rubén (bajo y coros), Martín (batería), Pablo Pelanas (guitarra y coros), Miguel (teclado).

Bittersweet empieza a tocar y conforme vuelves la vista hacia atrás, no ves el final de la sala. “Somos extranjeros en nuestra propia ciudad” dice al final de la canción el cantante y el público se bate en palmas.

La siguiente canción comienza con el vibrante ritmo del bajo. “Hemos encontrado un sitio para estar a salvo de la radiación de la oscuridad, del miedo que nos va a matar”. Desde YLM Magazine tenemos un término que os vamos a dar a conocer. Éste se llama el efecto escenario. Y nos referimos a él cada vez que la composición formada en el escenario resulta atrayente, casi adictiva. Quizá sea la vibración de las paredes. Quizás sean las miradas que los integrantes lanzan al público. Sus movimientos. Las luces. O una combinación de todo. Podrían ir de pollos vestidos, pero eso no quitaría que este grupo lo consiga este efecto.

La batería de Jose Ángel comienza en la siguiente canción, a la que se unen el resto de componentes. “Tuve que salir, intenté escapar”.Alex comienza a cantar a la vez que nos toca un solo de guitarra.

Nico inicia una cuenta atrás en inglés, marcando a el comienzo de la siguiente canción. Las guitarras de Alex y Fran se juntan, mas la línea de bajo sigue retumbando por encima de ellas. Arrancan en palmas desde el foso, acompañando al tema. Las patadas del bajista se hacen con el espacio sobrante en el escenario.

“Es el momento de ponerse románticos señores”. Comienza así la balada ‘Ribadeo’. Es Fran, esta vez, el que alza la voz para cantarnos este tema con líneas más suaves.

El ritmo cambia a uno más lento. “Esto que viene ahora se llama la Torre. Sé que os la sabéis. Y quiero que la cantéis conmigo”. Se trata de uno de los temas que podemos encontrar en su último trabajo Ribadeo.

“Esta la tenéis que bailar.” Dice Alex mientras que desde el público llenan los pocos espacios vacíos para cumplir con las peticiones del cantante.

Siguen en su ritmo, llenando la sala de ritmos calculados para hacer sentir que tu cuerpo se mueve por impulsos. Nico se adelanta hacia el público para después ver como le traen una cerveza. Como la pócima de Astérix, parece que le da fuerzas para bailar sobre el escenario. Entre gritos, presenta el siguiente tema ‘Cubo azul’. Las luces se vuelven eclécticas, al igual que los sonidos de los instrumentos. Sobre ellos, los miembros dando las gracias al público, quienes aplauden por el final de este concierto tan especial.

Fotografía por Lorena Lucenilla

 

 

 

Publicado por sinadiaz

Sina. Fashion & Music Communication Una de esas personas que decidieron ir a la capital "a ver si colaba"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: