Bratz, más de moda que nunca

Me veo en la obligación de escribir esta entrada a pesar de llegar tarde. La obligación, en concreto, proviene de mi amiga Estíbaliz. La cual ya me ha comentado en tono de advertencia un “¡Que sea la última vez que no publicas una cosa de estas!”.

Si algo nos ha dado la cuarentena, ha sido tiempo para reflexionar sobre multitud de cosas. A través de las redes sociales y revistas de moda, me topé con la siguiente idea.

Todo lo que estoy viendo me recuerdan a las muñecas Bratz con las que jugaba de pequeña.

Le comenté cómo muchos aspectos de la moda podían relacionarse con estas muñecas que vieron la luz por primera vez en los años 2000. Y es que, aunque a muchos millenials, incluida yo, nos cueste admitir:

Los 2000 han vuelto

¿Cuántas veces os habéis comido la lengua pensando en un “lo sabía”? Eso mismo me pasó cuando, hace un par de días, abriendo la App de Bershka me encontré con la siguiente colección cápsula:

Pero, ¿de veras creéis que esto se queda sólo aquí? Atentos porque nos hemos encontrado con las Bratz en más de una ocasión en los últimos meses.

Un poco de background

Jasmin, Cloe, Sasha y Jade eran los nombres de las Bratz originales. Lejos de un mundo idílico donde podías ser astronauta, princesa o sirena, el universo Bratz nos mostraba un modelo aspiracional distinto. Ante todo multicultural y diverso en el que estas chicas podían hacer lo que se propusieran. Dentro de lo que se puede considerar “una vida normal”.

Si echamos la vista atrás, concretamente en 2005, pudimos disfrutar de la maravillosa película Bratz Rock Angels. Y digo maravillosa porque en su momento pude verla más de 10 veces. Aquí abajo os dejo un link a YouTube donde podéis disfrutarla. Ojo, tened en cuenta el año en el que salió. Además, nada más que por las risas, os la recomiendo. Especialmente por la sátira que hace al mundo de Barbie y un poco hacia la mismísima Anna Wintour.

El retorno de los 2000 en la moda

Hay muchas cosas que como millenials no aceptaríamos volver a llevar en la vida. Pero vamos a analizar detenidamente cómo se han incluido en la actualidad.

¡Esas plataformas!

¿No os llamaban la atención esos zapatos con plataformas tan altas? ¿Nos atreveríamos a ponérnoslas algún día o eran para chicas demasiado mayores? Bueno, en parte sí y en parte también.

Actualmente no podemos evitar usarlas ya sea en calzado casual o para ocasiones más formales. Son virales. Las podemos ver en Instagram, Pinterest, en revistas… Te invito a ir a alguna tienda y decirme que no has encontrado ningún zapato del estilo.

La ropa de la Generación Z

No podemos hablar de lo que lleva esta generación sin fijarnos en las referentes de moda de este momento: Dua Lipa, las Hadid o las Jenner.

Kylie Jenner podrá tener muchos detractores, pero no se puede negar que es un gran referente en el mundo de la moda. Junto a ella, su hermana la modelo Kendall Jenner, saben llevar las tendencias de los 2000 como nunca antes.

Casi me apetece llenar mi armario de cosas naranjas.

Como comentaba, Dua Lipa también es otro de los referentes de este momento. No sólo por su carrera musical. También por cómo es capaz de adaptar esta “nueva” tendencia y convertirla en algo que también nos gustaría ponernos.

Si hay algo que define la estética Bratz es sin duda alguna su rostro

¿Encontráis las similitudes? Existe una tendencia clara en la estética similar a las Bratz. ¿No te has dado cuenta? ¡Los labios! La cirugía plástica es algo que muchas personas se plantean lo largo de su vida. No es motivo de crítica, claro está. Sin embargo, las posibilidades que ofrece el ácido hialurónico ha permitido que el porcentaje de personas que recurren a los rellenos faciales aumente.

Se trata de un producto que nuestro cuerpo produce naturalmente. Pero no siempre producimos la misma cantidad, sino que éste va perdiendo su efecto y productividad conforme pasa el tiempo. Muchas cremas y complementos alimenticios lo llevan, pero la inyección produce el efecto más rápido.

No sólo los labios son importantes. Otro detalle a tener en cuenta son las pestañas. Las cuales agrandan nuestros ojos y hacen que se enmarquen de una manera más llamativa. Antiguamente, lo único que teníamos a mano para poder ponernos eran las típicas tiras de pestañas que venían con un pegamento que rara vez pegaban. Sin embargo, hoy día tanto con un lifting de pestañas como con extensiones, puedes conseguir un efecto más natural y bonito. Además, han lanzado al mercado sérums de pestañas capaces de hacer que tus propias pestañas doblen su tamaño. Os lo aseguro, funcionan. Pero este tipo de productos necesitan de constancia y paciencia.

Ahora que os he contado mi teoría, ¿qué pensáis vosotros/as?

Publicado por sinadiaz

Sina. Fashion & Music Communication Una de esas personas que decidieron ir a la capital "a ver si colaba"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: